26 ene. 2012

Plumilla


Subo un par de dibujos que he entintado para empezar a practicar con la plumilla.
Hace unos días me he atrevido por fin con las plumillas y me ha gustado el resultado. Por supuesto, la plumilla no ofrece las posibilidades que tiene el pincel, pero es infinitamente más fácil de usar sin caer en el trazo monótono de los rotuladores.
Aparte de la posibilidad de modular el trazo también tiene sus inconvenientes. El primero es que hay que estar constantemente mojando la plumilla en el tintero. El segundo es que el trazo depende en gran medida de la orientación de la plumilla, lo cual es un problema, por ejemplo, a la hora de hacer líneas de derecha a izquierda. Sin embargo el mayor inconveniente es que es fácil arrastrar la tinta con la mano, como me ha sucedido a mi en el segundo dibujo.
A pesar de todo me encanta este cacharro y me da la impresión de que con la práctica puede tener buenos resultados.

¡Saludos!

2 comentarios:

  1. Ese Saúl!

    Me recuerdas a mi padre. Le encantaba (y le encanta, aunque por el trabajo ahora no puedo), dibujar con pluma. Siempre le recuerdo de pequeño, con el tintero y con un el soporte rojo de madera, cambiando las plumas que metía en una cajita de madera. Ya te enseñaré lo que dibujaba, y lo que dibujará ahora que se jubila y que volverá a ello.

    No decaigas tron!

    Arturo

    ResponderEliminar
  2. Arthur!

    Claro tío, me lo tienes que enseñar. Es un poquete complicado pero esta semana le he dado cera y ya voy cogiéndole el tranquillo.

    Por cierto... queremos más fotos. ;)

    ¡Abrazo!

    ResponderEliminar